Sentirse en casa, pese a estar de viaje, es lo que la mayoría busca cuando se registra en un hotel. De esta forma se reúne lo mejor de dos mundos: disfrutar de nuevos paisajes, personas y hasta idiomas, pero con la calidez y cercanía de un equipo hotelero que sabe cuál es tu trago favorito o la habitación que más te gusta.

El problema es que como hotelero esto resulta todo un desafío: “¿cómo recordar los gustos de un pasajero específico si cada año recibo a cientos?” La respuesta es simple y clara: Clerk, el administrador de hotel, tiene la capacidad de guardar el historial de todos tus clientes, herramienta mediante la cual puedes saber en qué habitación se alojó cada uno de ellos, o si compraron otros productos o servicios de tu negocio, como tragos, comida o un transporte especial.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *